• Wednesday , 23 August 2017

La Evolución del Arte

Por Alexa Torre
¿Cómo podemos saber si lo que estamos viendo es arte?
El arte como lo podemos ver ha sido muy cambiante a raíz de la evolución.

El artista va desarrollando cierta iconografía personal, y es en dónde se empieza a sentir cómodo con si mismo y aceptarse como persona y artista. El arte se convierte en un recorrido en donde uno comparte lo expresado con otras personas.

Marina Abramovic
La iconografía que vas adquiriendo a lo largo del tiempo  va formando al artista con la manera en la que él ve la vida. Por lo mismo el arte no es sobre el objeto o la obra de arte sino que es la aceptación de uno mismo, no es tratar de imitar al mundo sino es representarlo y plasmarlo tal y como es.
Actualmente en el mundo de la tecnología existe un sin fin de artefactos que se pueden usar para facilitar el trabajo, pero eso también quiere decir que es más difícil como artista poder buscar un lugar en el arte, ellos tienen que aprender a salir del cuadro o su zona de confort y generar algo latiente y no antes visto, tienen  que ir más allá de la tecnología para crear algo realmente significativo.

Entonces una de las más grandes finalidades del arte es darle un gesto de vida a los demás.
Mostrar como uno ve la vida, ¿Que significado hay en estar vivo?, ¿Que potencial tiene tanto el artista como el espectador?
Una de las finalidades del  artista es querer que el público o espectador puedan ver hasta donde uno puede llegar.
El mundo siempre tiene una estructura. El artista se convierte en un ser evolutivo creando a los espectadores intérpretes de su mundo y la evolución que los rodea.
En nuestra época el arte es un camino que ha elevado a un estatus divino. Podemos ver como artistas como Damian Hirst, Jeff Koons entre otros, son idolatrados y se han vuelto monetariamente millonarios, dato nunca antes visto  en la historia del arte.
El verdadero arte es un reflejo del reflejo de una inaccesibilidad, límites de la mente humana. El arte y el artista no tienen  límites, ellos escuchan sus instinctos y van más allá de lo que uno ve en realidad.
                                                                                                                                             John Baldessari
En el arte contemporáneo,  la discursiva del artista hoy es más importante que la obra en si, ya que esta debe crear algo muy significativo en la sociedad.
Pero creo firmemente que el artista de hoy que más se debe valorar es el artista teórico, este es el que no solo se preocupa por la armonía visual de su trabajo sino que trabaja con temas culturales,políticos, filosóficos y sociales.

Cualquier tipo de artista es importante siempre y cuando le de un seguimiento hacia el futuro, un verdadero contemporáneo es aquel que sabe ser visionario en su obrar, plasmar sus intereses a raíz de una mejora de la realidad.

                                                                                                                                                             Maurizio Catellan

 

2 Comments

  1. j. j. cuanalo
    March 12, 2014 at 3:54 am - Reply

    Uno de los problemas que aquejan a las ideas contemporáneas comienza con la noción del fin de la historia, a partir de gente como Arthur Danto o Francis Fukuyama. Eso ha sido pretexto para que muchos ignorantes de la historia emitan juicios haciendo generalizaciones históricas imprecisas. La verdad de las cosas es que el arte de hoy no es sustancialmente del arte de cualquier momento de la historia, desde las cavernas de Lascaux o Altamira, hasta el día de hoy a las 8:43pm. Muchos artistas han gozado de éxito económico o reconocimiento social, proporcional a sus sociedades, en la misma medida que un Koons o un Hirst. De hecho, el Manierismo elevó aun más a un estatus divino al ‘genio’ artístico, aun el modernismo lo hizo más con Picasso o Dalí de lo que puedan llegar jamás a experimentar los antes mencionados. Por otra parte, el arte de todos los tiempos se ha tratado acerca de representar el mundo, no solamente como es en nuestra experiencia, sino como podemos llegar a hacerlo. En este sentido, tomando en cuenta que vivimos en el mundo de lo artificial, “EL ARTE CREA AL MUNDO”.
    Ciertamente, los más grandes artistas de todos los tiempos han tenido una vena ‘teórica’, un profundo interés por la realidad a su alrededor; si no, ¿de qué hablarían que pudiera ser relevante? Sin embargo, los grandes artistas han dado curso a esa intelectualidad por la vía del arte, porque el arte es el único medio de CONOCER el mundo (y en ese sentido los grandes descubrimientos y creaciones científicas son auténticas obras de arte), mientras que la razón solamente nos permite re-conocerlo. Hay entonces que tener cuidado con esta noción de ‘artistas teóricos’; un artista que teoriza antes o después, en torno a, hacer arte, puede ser un gran artista –Siempre que haga grandes obras de arte– y un gran teórico –siempre que produzca razonamientos excepcionalmente buenos– tanto como podría ser mediocre en ambos campos. Lo que si es SEGURO es que un ‘artista’ NO ES ARTISTA sin obras de arte y no es más que un MEDIOCRE ARTISTA si sus OBRAS son MEDIOCRES, sin importar para nada el discurso que elabore en forma paralela a su trabajo como artista. Lo que es más, la mayoría del supuesto arte conceptualmente definido por nuestros contemporáneos, suele estar asociado a un trabajo intelectual que es, a su vez, menos que mediocre. Así, en vez de tener artistas-teóricos, lo cual sería muy bueno, solemos terminar con artesanos mediocres, no artistas, con un discurso intelectualmente mediocre.

  2. cheap prom dresses
    March 14, 2014 at 5:50 am - Reply

    I appreciate you sharing this blog article.Really thank you! Keep writing.

Leave A Comment