• Saturday , 16 December 2017

El ser creativo

Por: Ana Paola Azcárraga

Todos somos capaces de crear. El ser humano cuenta con un cerebro el cual tiene varias capacidades como la atención, el lenguaje, la memoria, el cálculo, la lógica, los conocimientos, la orientación espacial, la creatividad y el humor. Es el nivel de desarrollo de cada capacidad lo que define las habilidades de cada individuo. Por lo tanto todos somos creativos en mayor o en menor escala, podemos generar pensamientos o ideas más allá del ámbito convencional.

 

Por lo que se puede definir la creatividad como la generación de nuevas ideas o conceptos que producen soluciones originales. Gracias a ella, el ser humano ha sobrevivido y se ha adaptado a su medio ambiente. La creatividad es tener la facultad de crear y crear es que algo exista en donde antes no existía. Ser creativo es pensar en forma innovadora, no seguir patrones ni rutinas, no considerar lo preestablecido.

 

La creatividad es un proceso mental que nace de la imaginación. Una idea que se forja, se forma en la mente, se escribe, se pinta, se construye, se produce. Esta idea que surge a través de la relación de las aptitudes intelectuales, los conocimientos, el estilo, personalidad, motivación y contexto de una persona. Por lo tanto todo proceso creativo involucra las experiencias vividas a lo largo de la vida.

En los últimos años se ha fomentado la creatividad desde una edad temprana en las escuelas y universidades gracias a que hay investigaciones que indican que es posible preparar la mente para que surjan ideas creativas. Edward de Bono, un psicólogo y escritor maltés enfocado en el pensamiento, asegura que el pensamiento creativo o también llamado ‘lateral’  se puede desarrollar con el entrenamiento de técnicas que ayudan a mirar un mismo objeto en diferentes perspectivas. Es por eso que para potenciar este pensamiento es necesario tener la mente siempre activa.

Gerard Puccio, un profesor del Centro Internacional de Estudios en Creatividad en Buffalo State, enseña a sus alumnos que la creatividad surge en cuatro etapas: Aclarar que se haga la pregunta correcta, idear tantas soluciones como sea posible, desarrollar e implementar que consiste en asegurar que la idea sea práctica y convincente para los demás. Al idear es donde más se implica el pensamiento creativo al llevar a cabo la técnica ya familiar de la lluvia de ideas.

Muchos viven equivocados con la idea de que el ser creativo es un ser artístico. Sin embargo, la creatividad se puede encontrar en muchos sino que en todos los ámbitos del comportamiento humano. Einsten y Newton son dos grandes ejemplos de mentes creativas en el ámbito científico.

 

Actualmente no es suficiente tener un buen nivel académico o de intelecto sino una mente creativa que desarrolle ideas innovadoras, las cuales hacen que cualquier industria florezca. Así que si no tienes ese lado desarrollado es buena idea empezar a entrenar tu mente para que puedas generar ideas originales.

Leave A Comment