• Thursday , 19 October 2017

Avant Garde versus Kitch

Por Alexa Torre
Avant Garde:  Es el arte genuino que hace avanzar una sociedad. Son obras experimentales o innovadoras.
Kitsch: Define al arte que es considerado como una copia inferior de un estilo existente. En general, es considerado barato, un arte orientado a consumidores con la intención de parecer atractivo a mayores audiencias.
En términos de una sociedad modernizada o contemporánea, el arte se ha convertido en algo menos entendible y aceptable que es lo que estos artistas dan a la sociedad. Un ejemplo es el performance, instalación e incluso aveces la fotografía.
Parece que el contexto en el arte  se ha vuelto más difícil de entender.
Hoy en día vemos a más gente interesada en el arte; pero no es precisamente por la conexión que tienen con ella, sino que se ha vuelto algo de moda y una gran inversión monetaria. Es a la larga el saber si esta inversión fue positiva o negativa, ya que el público ya no usa su intelecto para ir más allá de la visión ocular y no descifra lo que en realidad el artista quiso decir.
Estamos en una época donde artistas vuelven a producir lo antes llamado, Avant Garde  pero este término ha sido olvidado gracias a nuestras tendencias de moda en el arte.
¿Como descifrar a estos intelectuales?
Vivimos en un mundo en el que la prioridad es comercializar, un mundo en el que artistas renombrados como Damian Hirst, Jeff Koons y sus predecesores (Andy Warhol) han puesto en alto la palabra Kitch en el arte y han manipulado las mentes de todos aquellos seres que solo aprecian lo obvio y no logran entender la complejidad de lo que un artista Avant Garde quiere transmitir.
Pero a que se debe este movimiento kitsch?
 Yo creo que el problema es que la gente y los artistas no encuentran un público adecuado para mostrar su obra (las mismas ideologías) ya que nuestra educación kitsch o comercializada han hecho que muchos individuos salgan del contexto de lo que es una obra de arte genuina.
Entonces los artistas se conforman con la producción en serie o una obra de arte fácil que saben que va venderán. Pero siempre habrán en el mundo los rebeldes o incomprendidos siendo no tan populares que prefieren ser fieles a sus filosofías y  seguirán dándole una avance a el arte y a nuestra sociedad.

Leave A Comment