• Saturday , 16 December 2017

El graffiti, ¿Crea o destruye?

Por Ana Paola Azcárraga

El humano aprende rápidamente y desde muy temprana edad sabe el procedimiento, reconociendo los colores y el papel, pintando sobre este mismo, sabiendo que esta mal rayar o pintar fuera de él. Sin embargo, también conoce el placer que le proporciona el desobedecer, actuando de manera libre, saliéndose de lo establecido.

Se llama grafitigrafitograffiti o graff a varias formas de inscripción o pintura, generalmente sobre propiedades públicas o privadas ajenas (como paredes, vehículos, puertas y mobiliario urbano). La palabra graffiti proviene del término italiano “sgraffiti “ que significa dibujo o garabato sobre pared (o superficie plana) y del griego “graphein” que significa escribir. Esté ha existido desde el principio de la historia del hombre. Los propios romanos tenían estas acciones de pintar las paredes de sitios públicos con profecías y protestas con la necesidad de compartirlas con sus ciudadanos. Sin embargo, el graffiti actual comenzó a desarrollarse a finales de la década de 1970 en Nueva York y Filadelfia, donde artistas como Taki 183, Julio 204, Cat 161 y Cornbread empezaron a plasmar sus sobrenombres y número de calle sobre las paredes. En aquél momento llamado ‘Tags’.

 

Gracias a todas las influencias de estos pioneros muchos jóvenes empezaron a hacer lo mismo, por lo que surgieron distintas formas de poner su ‘tag’ para poder resaltar de los demás. Fue así como las ‘tags’ evolucionaron pasando a formas como las bubble letters, los block letters (similares a los rótulos), hasta estilos como el wild style (letras y formas entrelazadas entre sí). Ya a finales de los setenta después de las conocidas ‘Style Wars’ (Guerras de estilo) aparecen los ‘masterpiece’ en el cual se incorporan las imágenes de la iconografía popular, tal como personajes de cómics o dibujos animados inclusive autorretratos en caricatura.

Desde aquellos tiempos el graffiti fue ilegal y mucha gente estaba y esta en desacuerdo con él, gracias a que piensan que este es un arte destructor y vandalista. En el libro “Conversación mural” de Joan Gari se ofrece una visión analítica sobre el graffiti. Gari es capaz de situar este fenómeno menospreciado por muchos en el lugar que le corresponde en la cultura contemporánea. Él mismo defiende que hoy en día todo signo es un mensaje, todo mensaje presupone un discurso, todo discurso implica una ideología y toda ideología pretende convencernos de algo frente a lo que debemos ser capaces de dialogar.

 

El pretender aceptar el graffiti sin su esencia de ilegalidad es no entender una de sus causas básicas de producción. El principal objetivo de los graffiteros es la necesidad común de cualquier otro artista: La necesidad de expresar, la búsqueda de reconocimiento, salir del anonimato, destacarse, dejando marcado a todo aquél que lo ve.

 

Algunos de los graffiteros hoy en día:

Banksy: un activista político, director de cine y pintor de Bristol, Inglaterra.

                                                                                                      

Invader: Un artista Frances conocido por sus trabajo de mosaico en murales

Mr. BrainWash: Cineasta Frances que reside en Los Ángeles, ha trabajado con Banksy y diseño la portada del disco de Madonna’s Celebration.

Shepard Fairey: Nacido en Charleston, este artista trabaja mucho con plantillas.

Pablo Delgado: Artista mexicano que realiza diminutas intervenciones de personajes de unos cuantos centímetros

Leave A Comment